El dolor de espalda es una de las dolencias más frecuentes entre la población, con causas y tipologías muy diversas, pero con varios factores comunes que pueden empeorarlo: una escasa higiene postural, sufrir sobrepeso o llevar una vida sedentaria son algunos de ellos.

Por ejemplo, es muy común que, si trabajamos durante horas sentados frente al ordenador, comencemos a sufrir dolor de espalda baja, sobre todo debido a las malas posturas adoptadas de manera inconsciente y que nos provocan, poco a poco, un aumento del dolor lumbar.

El sedentarismo derivado del tipo de trabajo que desempeñamos, unido a la falta de ejercicio físico, llevará muy probablemente a nuestro cuerpo a sufrir dolor de espalda. Si, además, añadimos un peso extra importante derivado de la obesidad, estamos sometiendo a nuestra espalda a una sobrecarga que, seguro, terminará pasándonos factura. Es importante aprender cómo todo esto afecta a nuestro cuerpo llegando a convertirse en posible causa del dolor de espalda, con el objetivo de poner remedio a esta situación.

Huir del sedentarismo para luchar contra el dolor de espalda

Nuestra musculatura cumple una importante función de sujeción, para la cual es vital que nuestros músculos estén bien preparados. Si no realizamos al menos un mínimo ejercicio físico que nos permita ejercitar nuestros músculos, éstos no podrán llevar a cabo su función, algo que, muy probablemente, podría ser causa del dolor de espalda.

Por otra parte, sentarse en la postura correcta ya ejerce de por sí cierta presión sobre la columna vertebral; si, además de estar mucho tiempo sentados por obligaciones de nuestro trabajo o estudios, añadimos los malos hábitos posturales que adquirimos, estaremos llevando nuestra espalda al límite. La mejor manera de contrarrestarlo es realizando ejercicios y estiramientos específicos y/o practicar algún deporte.

Actividad física para aliviar el dolor de espalda

Hay varios consejos que podemos aplicar fácilmente a nuestro día a día y que aligerarán de manera notable nuestros problemas de espalda:

Desarrollar la musculatura de la espalda: cualquier ejercicio aeróbico podría ayudarnos a alcanzar este propósito, aunque la natación es, de entre todas las disciplinas deportivas, la más adecuada para el desarrollo de la musculatura de la espalda. Practicar la natación durante aproximadamente 30 minutos cada día nos permitirá observar resultados muy pronto, siempre y cuando no nos olvidemos de la importancia de hacer cada movimiento de la manera correcta para evitar posibles lesiones o agravamientos.causa del dolor de espalda

Adoptar la postura adecuada para permanecer sentados: este punto es muy importante, ya que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo sentados. Colocarnos en la posición correcta nos evitará buena parte de nuestro dolor de espalda.

Levantarse cada 50 minutos para dar algunos pasos evitará que pasemos tantas horas seguidas forzando la columna. Además, podemos aprovechar estas pequeñas sesiones de actividad física para realizar estiramientos, arqueando la espalda hacia atrás y relajando los músculos.

Como podemos ver, las soluciones para paliar un problema tan extendido como es el dolor de espalda son muy sencillas, sólo debemos ser conscientes de que necesitamos movernos más y fortalecer nuestros músculos.

Además, es importante tener en cuenta que, si el dolor de espalda que sufrimos es de tipo inflamatorio, el reposo no nos aliviará en ningún caso el dolor, sino que será la actividad física la que nos ayudará a encontrarnos mejor. Si tienes dudas sobre su tipología, te aconsejamos contestar a 5 preguntas que podrían ayudarte a conocer la posible causa del dolor de espalda que estás padeciendo.

Sea el dolor de espalda del tipo que sea, cuidar nuestra espalda nos permitirá lograr una calidad de vida mucho mayor. Manteniéndonos en movimiento, ganaremos siempre en salud.

veces compartido