Tienes un dolor lumbar muy molesto y necesitas ponerle fin. ¿Sabías que elegir de manera cuidadosa la ropa o el calzado que utilizas puede ayudar en algunos casos a aliviar el dolor de espalda? Por supuesto, el primer paso debe ser siempre consultar con un médico para averiguar la causa del dolor, de qué tipo es (inflamatorio o mecánico) y aplicar el tratamiento más adecuado. Además, seguir una serie de simples consejos ayudará a calmar el dolor de espalda y mejorar tu calidad de vida:

Cómo elegir ropa y calzado para aliviar el dolor de espalda:

Calzado cómodo y adaptado

  • Buena amortiguación de suela y tacones: en farmacias y clínicas de ortopedia puedes adquirir plantillas acolchadas para potenciar el confort del calzado y evitar la aparición del dolor o paliar los dolores ya existentes en la espalda. Si tienes pensado usar tacones, recuerda que los mejores son los de base y aguja ancha para fortalecer tu punto de apoyo.
  • Usar zapatos blandos y de altura media: nada hay más cómodo que unos zapatos suaves, flexibles y que se adapten perfectamente a tu pie para ayudar a que te sientas cómodo. Huye del calzado rígido.
  • En algunos casos, el dolor puede aparecer debido a la necesidad que tienen las personas de cambiar su manera de andar para evitar rozaduras en el talón y ampollas en la suela y los dedos de los pies. No caminar con normalidad trae malas consecuencias para la espalda, ya que activa músculos que no están preparados para tal fin.
  • Cámaras de aire: el acolchado de estos elementos que, con frecuencia, incorporan las zapatillas de deporte es beneficioso para caminar o correr sin riesgo a padecer dolor de espalda. Si bien es cierto que este tipo de calzado puede resultar más caro de lo habitual, tómalo como una inversión para garantizar tu comodidad y evitar molestias en la zona lumbar.
  • Evitar tacones altos: sabemos lo elegantes que resultan. Sin embargo, elevar tu estatura artificialmente, simplificando el punto de apoyo de la planta del pie a la punta donde están tus dedos y una fina aguja en la parte del talón, no es bueno. El dolor de espalda puede concentrarse en la zona lumbar fácilmente, haciendo tu día o noche insoportables. ¿Merece la pena arruinar una velada apasionante por arreglarse en exceso?

Ropa holgada, lo principal

Al contrario que en el calzado, no existen reglas fijas en las recomendaciones para elegir la ropa más apropiada en caso de dolor de espalda. Sin embargo, puedes seguir una sencilla máxima que hará que la ropa nunca sea un impedimento para sentirte cómodo:

  • Di adiós a la ropa ceñida: procura que los pantalones no aprieten tu cintura y que tampoco estés dificultando la circulación del torrente sanguíneo en las piernas, sustentadoras principales del tronco en el cuerpo humano.
  • Además, si eres deportista y utilizas ropa especial, recuerda dejar que tu cuerpo transpire con normalidad. Acumular sudor puede ser síntoma de que tu ropa no se encuentra bien adaptada o es demasiado estrecha para tu talla. Tratando, precisamente, de aliviar el dolor de espalda inflamatorio (el deporte es beneficioso), puedes provocar que, por no utilizar los elementos adecuados, las molestias se agudicen.

Estos consejos para el dolor de espalda te ayudarán a mejorar tu calidad de vida. Utiliza calzado y ropa cómoda siguiendo las pautas que te hemos proporcionado para ello, sin perder de vista que moda y salud pueden conjugarse perfectamente. Y recuerda, si padeces un molesto dolor de espalda desde hace tiempo puedes realizar este cuestionario para ayudarte a averiguar si podría tratarse de dolor de espalda inflamatorio, sin olvidarte de acudir siempre a tu médico para un diagnóstico fiable.

veces compartido